Select Page

Terapia a través de la aventura en Galicia

Como ya sabéis, en Experientia nos gusta jugar a conocernos y desarrollarnos fuera de la clásica consulta de terapia con sillas o “diván”. Creemos que las experiencias vivenciales en grupo y en un ambiente natural, favorecen el conocimiento personal y el desarrollo de habilidades interpersonales. Es por esto que diseñamos programas específicos para grupos con diferentes características, siempre enmarcados bajo el paraguas de la Terapia a través de la Aventura y del marco filosófico humanista y sistémico. Este verano, estamos con “Aventúrate”, la segunda edición del programa para jóvenes con síndrome de Asperger. Después de su primera edición, la Asociación Asperga volvió a confiar en Experientia y nos pusimos manos a la obra con, si cabe, más energía y estrategias que el año anterior.

Un vistazo al proceso de creación

Y como es aquí donde sucede la magia, donde el corazón y el valor educativo y terapéutico de Experientia cobra forma, creo totalmente necesario compartir un pedacito de este proceso con vosotros/as.

Experientia es un espacio, a veces físico, a veces virtual, en el que profesionales de diferentes ámbitos de la salud y educación comparten interesen, se encuentran y crean. Enfocados en objetivos comunes y bajo una metodología de práctica profesional y de trabajo compartida, nos hemos encontrado durante meses para configurar el programa que hoy en día ya está rodando en NaturMaz, el espacio que hemos elegido para este Aventúrate 2018.

El equipo profesional, psicólogos/as, pedagogos/as y profesionales del ámbito educativo, psicomotriz y musical, nos unimos hace unos meses para compartir experiencias, ideas y propuestas que hicieran de este Aventúrate un campamento inolvidable. A partir de nuestros dos focos de inspiración, la metodología de la TA (terapia a través de la aventura) y la educación experiencial, además de nuestros conocimientos y experiencias con personas con síndrome de Asperger, empezaron las líneas del actual Aventúrate. Pero había mucho que perfilar y adornar, ya que no sólo experiencias de aventura y su posterior transferencia definirían nuestro programa. La riqueza que cada uno aportaría con las dinámicas de cohesión grupal, entrenamiento de habilidades, conciencia corporal y producción musical serán las que finalmente nos hagan sonreír ante el resultado final de tan rico programa.

¿Qué pasará en este Aventúrate 2018?

Después de meses de trabajo, de amenas reuniones, de crear, de compartir y de repensar, ha llegado el momento de pasar a la acción. En este encuentro, disfrutaremos de experimentar con kayaks, esc

alaremos paredes y caminaremos montañas, nos sentaremos en círculo, escucharemos y hablaremos. Seguramente reiremos mucho, puede que también nos pongamos serias. Disfrutaremos de la experiencia de vivir una semana en un hermoso paraje gallego, continuaremos explorando la autonomía, las relaciones y las emociones. Viviremos un ambiente único. Un ambiente creado por profesionales que, desde nuestros diferentes campos de acción trabajamos codo con codo para ofrecer experiencias de desarrollo personal.

Una mirada al Espectro Autista

Hablar de autismo no es nada fácil. Las investigaciones y evidencias científicas basadas en la diagnosis y tratamiento del autismo son relativamente recientes, lo que ha motivado una definición y actuación cambiante en torno a él. Hasta la más reciente actualización del DSM[1], el autismo era ese gran saco en el que cabía un poco de todo: comportamientos de tipo psicótico y esquizofrénico, retrasos en el desarrollo generalizado y específicamente del lenguaje, además de dificultades en las habilidades sociales y estereotipias. Es uno de los motivos por el que el grueso social, acompañando esta conceptualización del trastorno, observando las claras diferencias comportamentales y comunicativas, tendía más a la exclusión en centros especializados, de rehabilitación o de cuidados diarios, que a su inclusión en centros educativos ordinarios. Tal era el desconocimiento sobre su funcionamiento y evolución, que algunos científicos creían en vacunas y centros de internamiento para la cura del trastorno.

Afortunadamente, investigaciones sobre su constitución y funcionamiento cognitivo arrojan algo de luz en medio de tanta confusión. Neurodiversidad, personas neurotípicas o personas autistas son términos empleados para referir las diferencias científicamente comprobadas. Abrimos entonces una puerta que, bajo una base científica, nos brinda la posibilidad de comprender que, bajo una estructura cerebral determinada, habrá una consecuente forma de aprender y comunicarnos. La diferencia, la comparación o la jerarquización vendrán después, pero dependerá de la concepción de cada una en enmarcarla en un ambiente inclusivo o exclusivo .

“Es una escala muy extensa, creo que estoy dentro del espectro. Las relaciones sociales básicas me resultan una batalla. Sin embargo, yo no lo considero algo disfuncional. Simplemente creo que se trata de una mentalidad alternativa” Brian Williams

Asperger ¿un término en peligro de extinción?

En el DSM-IV, su versión anterior, el autismo era parte de los Trastornos Generalizados del Desarrollo, y se dividían en cinco trastornos con sus diferentes características y distinciones, uno de los cuáles era el Síndrome de Asperger. Con la nueva versión del manual, estos trastornos pasarán a formar parte de una misma gran familia, el Trastorno de Espectro Autista que constará de diferentes niveles de manifestación y apoyos requeridos, dejando de lado las anteriores clasificaciones. Es decir, a partir de ahora entendemos como TEA aquellas personas que manifiesten alteraciones en las tres áreas que se incluyen dentro de los déficits en la interacción y comunicación social (reciprocidad socio-emocional, comunicación no verbal y desarrollo, mantenimiento y comprensión de relaciones), así como dos de las cuatro áreas alteradas en el repertorio restringido de conductas e intereses (conductas repetitivas, insistencia en la invarianza, intereses restringidos o alteraciones sensoriales).

El cambio de concepto que propone el DSM-V, no solo afectará a la manera de diagnosticar el autismo y el asperger, sino a su manera de incluirlo y concebirlo socialmente. Reduciremos entonces ese gran saco que era el autismo a uno más reducido representado por aquellas personas que presenten dificultades en el aprendizaje de las habilidades sociales, además de desarrollar comportamientos repetitivos o intereses obsesivos.

You’re not trying to understand anything, because labels are the opposite of understanding.

Concibiendo la diferencia como característica innata y positiva de la persona, visualizando al ser humano como portador de un sinfín de potencialidades por descubrir y exprimir, es desde donde parte nuestro trabajo. Éste ya está planteado. Ahora, sólo toca disfrutar de lo que más nos gusta: la experiencia.

I’m different. That use to bother me, and then I understand why. I accept myself for what I am, for all my idiosyncrasy. I am only an outcast if I allow myself to be. It is ok to be different. It does not matter if you are different than others. It does not really matter why you are. It does not matter what others thing of your differences. What does matter is that you accept yourself for who you are, embrace yourself and become the one what makes you, you. Tiffany Williams

Paula Berna.

[1] Diagnostic and Stadistical Manual for Mental Disorders, un manual desarrollado por la American Psychologic Association y de gran validez internacional para el diagnóstico de trastornos cognitivos.

Programa en colaboración con:

Utilizamos cookies DE TERCEROS para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies. +info: info@asociacionexperientia.org ACEPTAR